¿Qué necesita un corredor para hidratarse?

Por: Salud180.com

Correr en los viejos tiempos solía ser sencillo y simple. En un principio la hidratación no era muy importante antes de hacer ejercicio. Hoy en día, hay algunos corredores que llevan su propia agua y dispositivos suficientes para controlar su consumo exacto durante un recorrido o carrera.

Por supuesto, todos saben lo importante que es el agua cuando se trata de ejercicios extenuantes como correr. La deshidratación severa (pérdida de agua) causa graves consecuencias en el cuerpo, incluyendo la muerte. Saber la diferencia es a veces difícil porque los síntomas son los mismos.

En la deshidratación, los síntomas incluyen la pérdida de peso, letargo, mareos, náuseas, vómitos, confusión y resequedad en la boca o labios. La sobrehidratación incluye el aumento de peso o hinchazón, dolor de cabeza, náuseas, letargo y confusión o desorientación.

Lo terrible es que nadie sabe sobre el problema hasta que los síntomas se encuentran ya en etapas avanzadas. Incluso, para el personal médico puede ser difícil averiguar qué es exactamente lo que está sucediendo.

BEBE AGUA MODERADAMENTE

Saber cuánto líquido debe tomar puede prevenir la deshidratación o hidratación excesiva. Una forma de saberlo es que su rendimiento disminuirá considerablemente, si está deshidratado por tan poco como 1%.

Otro punto a considerar es que la hidratación es importante para su salud. Como corredor, necesitas saber cuántos litros requieres para hidratarte diariamente.

Una fórmula dada por los expertos para calcular sus necesidades diarias de líquidos es la siguiente: multiplicar tu peso (en libras) por 0.55, para que identifiques cuántas onzas de líquido debes consumir diariamente.

BEBIDAS HIDRATANTES

Las bebidas hidratantes, como agua, bebidas deportivas, té, café descafeinado, leche baja en grasa, yogurs, jugos, refrescos y sopas u otros alimentos con agua, debes tomarlos en cuenta como parte de tu dosis diarias de líquidos.

El agua, por supuesto, es la mejor fuente para la hidratación del cuerpo. La ingesta de bebidas con azúcar y otros aditivos debe ser limitada, especialmente si está tratando de perder grasa corporal.

El alcohol es una bebida que deshidrata el cuerpo. No debes beberlo antes de las carreras, o incluso la noche antes. Durante el ejercicio, tus necesidades de líquido dependerán de lo que sudes, que es diferente en cada persona.

La mejor estimación es tomar de 4 a 8 onzas de agua cada 15 a 20 minutos y pesarse antes y después del ejercicio. Esto sirve para comprobar si está perdiendo o ganando peso, y ajuste su consumo para la próxima vez.