Detenga el Dolor en la Pista

Por: Contigosalud.com

Hay ciertos tipos de molestias cuando se está entrenando que requieren de la suspensión inmediata del ejercicio y algunas veces requieren de atención médica, sin embargo hay otras más leves que se pueden controlar. A continuación le damos 5 tips para controlar dolores o molestias leves en la pista.

1. Calambres en las pantorrillas.

Colóquese en el espaldón o la orilla de la calle, el pie acalambrado adelante y el otro atrás. Con el talón en el suelo, eleve el pie acalambrado (dedos), inclinado el cuerpo hacia delante, con las manos sobre la rodilla. Mantenga esta posición durante dos segundos y repita 10 veces o más según sea necesario. Si hay un desnivel, puede ponerse en la parte más alta y flexionar el talón hacia abajo para estirar la pantorilla.

2. Rigidez en el cuello.

Reduzca la velocidad o camine. Mire hacia adelante, baje lentamente su oreja derecha hacia el hombro. Presione suavemente con la mano derecha. Mantenga esta posición durante dos segundos y repita el otro lado. Procure cuando va corriendo de mantener su mirada hacia el frente y no hacia abajo. El movimiento de brazos cuando va corriendo también es de gran ayuda.

3. Hombros apretados.

Esto es muy común en los corredores, ya que ponen toda la tensión sobre los hombros. Reduzca la velocidad o camine, gire la cabeza hacia la derecha 45 grados y baje la cabeza, llevando la cara hacia el pecho. Coloque su mano izquierda en la parte superior de la cabeza y presione hacia abajo suavemente. Mantenga la posición durante dos segundos y relaje. Repita hacia el otro lado si es necesario.

4. Cólicos.

Mientras corre, respire profundo y cuando exhale contraiga los músculos abdominales. Inclínese hacia adelante y hacia el lado donde sienta el cólico. Presione suavemente con su mano el punto de dolor. Repita esto unas tres veces. Si el dolor persiste, camine. Repita el mismo procedimiento pero de pie. Repita las veces que sea necesario.

5. Tensión en la espalda.

Mientras corre, trate de mover su ombligo hacia adentro y hacia arriba. Si esto no alivia el dolor, deténgase. Coloque las manos sobre las caderas e inclínese hacia adelante. Mantenga esta posición durante dos segundos, libere y repita 10 veces o más según sea necesario.

 

Related posts